BBVA ofrece una línea de financiación exclusiva para trabajadores independientes, a través de su producto Pide Autónomos, el cual se caracteriza por su rápida y sencilla contratación, de modo de permitir que los interesados puedan disponer del importe que requieran sólo en cuestión de minutos, para financiar todo tipo de necesidades, con la oportunidad de adaptar sus condiciones financieras a su situación económica, sin sobresaltos y con la mayor tranquilidad.

En primer lugar, es de destacar que BBVA permite realizar disposiciones totales o parciales del importe contratado, en función de sus proyectos, durante un período de tiempo determinado.

En este sentido, el plazo máximo de disposición es hasta el 31 de Noviembre de 2010.
Es posible disponer de un importe desde un mímimo de 5.000 euros hasta un límite máximo de 24.000 euros.

El importe mínimo para la activación del préstamo es de 3.000 euros. Por lo tanto, una vez efectuada dicha activación, los clientes podrán llevar a cabo las disposiciones en forma inmediata, sin trámites previos.

Asimismo, el importe mínimo por cada disposición es de 1.500 euros.

En cuanto al plazo para la devolución del dinero solicitado, éste dependerá del importe del préstamo: para aquellos importes mayores a 12.000 euros, el plazo será de hasta 8 años. Y para los importes menores de 12.000 euros, los interesados contarán con un período de tiempo de hasta 5 años.

Este producto puede ser formalizado online, o bien personalmente en cualquiera de las sucursales de BBVA.