De acuerdo a la nueva circular, los bancos ya no requerirán de la correspondiente autorización previa del Banco de España para llevar a cabo sus campañas publicitarias tanto de servicios como de productos bancarios, de esta forma se deroga en forma expresa el anterior régimen aplicable.

En tal sentido, el Banco de España se encargará de analizar la campaña en cuestión una vez finalizada su etapa de elaboración, y de esta forma, se sustituye el anterior sistema de control que se encontraba en caminado a evitar las conductas impropias, con la finalidad fundamental de promover la claridad y la objetividad.

Por otra parte, en el supuesto de las entidades que no se encuentran adheridas a ningún régimen de autorización previa en materia de publicidad, estarán sujetas al control del Banco de España.

Asimismo, en función de la nueva circular, se crea un registro en cual todas las entidades deberán hacer constar la documentación que contenga toda la información relacionada con la nueva campaña a iniciar en el mercado.

Dicha circular entrará en vigencia el 11 de diciembre del corriente año.