Se ha creado una nueva línea de créditos por más de 65 millones de euros, para mejorar la liquidez del sector agroalimentario, en tal sentido, de acuerdo a lo expresado por el Presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, debido al gran crecimiento que experimentará el mencionado sector de acuerdo a las proyecciones para el 2011.

Esta nueva línea de créditos cuenta con múltiples finalidades, es decir, no sólo mejorar la liquidez, sino también, lograr optimizar el consumo de la materia prima, una de las metas que ha sido la referencia central a la hora de la creación de los productos, asimismo, el objetivo es permitir el acceso a los créditos del sector que ha sido realmente y seriamente afectado por la crisis económica.

La línea de créditos permite obtener financiación tanto para cubrir los gastos día a día de las empresas, es decir, para el capital circulante, como también, para destinar el dinero a futuras inversiones y por lo tanto, las características son las siguientes en función de estas finalidades: para inversiones, 200.000 euros como mínimo, y para el supuesto de capital circulante, hasta 50.000 euros.