En este caso en particular, se hace referencia a una alternativa para las empresas, autónomos, entidades públicas y entidades sin fin de lucro, solventes y viables desde la perspectiva económica, que requieran de liquidez.

Para tal fin, mediante la formalización de esta línea de préstamos contarán con la posibilidad de disponer de un importe de dinero de hasta 10 millones de euros, en una o varias operaciones.

Por otra parte, en orden al tipo de interés al que está sometida la operación, el mismo dependerá de la modalidad que la entidad de crédito elija, a saber.

En la primera modalidad, se tomará como referencia la media de los tipos de interés de los fondos aportados por el ICO y los aportados por la entidad, si bien, el tipo de interés previsto por la entidad no podrá ser superior al 1,50 % al tipo de los fondos del ICO. En este punto, el tipo de interés puede ser fijo o variable –euribor a 6 meses más un diferencial-.

De acuerdo a segunda modalidad, el tipo de interés puede ser fijo o variable euribor a 6 meses más un diferencial, más hasta un margen del 2 %.

El plazo de amortización no puede superar los 7 años, con 2 años de carencia.

Se incluye una comisión que deberá ser abonada al momento de la formalización de la operación, del 0,50 %.