La reestructuración continúa, el primer paso ha afectado a las hipotecas, y ahora la entidad se ha dedicado a encarecer las condiciones de su préstamo personal, como un método para restringir el acceso al crédito, a continuación analizaremos en detalle las actuales características para tener presente.

En primer lugar, corresponde puntualizar que el tipo de interés ha sufrido un incremento de 0,5 puntos porcentuales, de esta forma, ha pasado del 8 % para el plazo de amortización máximo de 5 años.

Y por su parte, si el periodo de devolución del dinero se sitúa en los 8 años como limite máximo, el tipo de interés será del 8,25 %.

En otro orden de ideas, es posible disponer de un importe de dinero no superior a 60.000 euros, importe que puede ser destinado para todo tipo de necesidades.

La entidad garantiza condiciones preferentes en el supuesto de contratar un seguro de protección de pagos.

Por último, se prevé un coste adicional por la comisión de apertura del 1 %, y por amortización del 3 %.