Una modalidad de préstamos personales con una finalidad específica, es decir, se ofrece un importe de dinero el cual deberá ser empleado para la adquisición de un coche nuevo, un producto que puede ser solicitado sólo personalmente en las oficinas comerciales.

Se reconoce un periodo de tiempo para la cancelación del préstamo que en ningún caso podrá ser superior a 10 años.

Por su parte, la operación cuenta con un tipo de interés fijo del 6,85 %, una condición financiera que permitirá pagar siempre las mimas cuotas todos los meses.

No se incluye gasto alguno en materia de comisión de estudio o por cancelación anticipada total o parcial, sin embargo, se deberá abonar una comisión de apertura del 1,00 %.

En términos generales, se trata de una opción viable para quienes desean comprar un vehículo nuevo, debido a que por un lado, no presenta demasiados gastos adicionales y con la posibilidad de acceder a un tipo de interés fijo, lo que permitirá contar con la seguridad de pagar las mismas cuotas, sin variaciones de ningún tipo.