Caja Castilla La Mancha presenta su Préstamo Tipo Cero, una modalidad de préstamos personales inmediatos, es decir, de rápida concesión, sin intereses, un producto de financiación desarrollado en forma exclusiva para las personas que operen con la entidad en forma habitual.

Esta propuesta permite obtener un importe de dinero de hasta un máximo de 6.000 euros, para toda clase de necesidades de consumo, reconociéndose un capital mínimo de 300 euros.

Asimismo, se estipula un plazo de tiempo para la amortización de la deuda de hasta 6 meses, y en cuanto a la modalidad de pago, el solicitante deberá pagar cuotas con una periodicidad mensual.

El tipo de interés de la operación es fijo del 0 % nominal anual durante toda la vida de la misma, una ventaja exclusiva para los clientes de la firma.

Por su parte, se destaca el Préstamo Bonificado tipo fijo, el cual permite pagar la mima cuota todos los meses, asimismo, es posible obtener el importe que mejor se ajuste a nuestras necesidades puntuales.

Otra de las ventajas es que se reconoce la facultad de acceder a una bonificación a nivel del tipo de interés en función del grado de vinculación, aquí también se requiere la domiciliación de la nómina.