Saltar al contenido

Los préstamos para matrimonios

¡Todo lo que necesitas saber para pedir un préstamo de un coche EcoAuto!

Muchas veces las familias o matrimonios necesitan una mayor liquidez de la que habitualmente disponen, por lo que es necesario que obtengan una financiación con la que puedan hacer frente al costo económico que generan sus necesidades. Es posible conseguir un crédito con condiciones muy favorables, pero hay que estar conscientes que en la mayoría de los casos, la nómina debe domiciliarse en la entidad o adquirir un seguro.

Realmente en el mercado no existen créditos para aquellas parejas que inician su vida en matrimonio, obligando a los recién casados a que pidan créditos personales tradicionales para que por ejemplo sufraguen un proyecto laboral o puedan amueblar su casa. Pero existen los préstamos genéricos que se otorgan con condiciones de contratación favorables, exentos de comisiones y tasas de interés bajas.

Un ejemplo de las características de estos créditos es que se pueden disponer de adelantos pequeños que pueden llegar a los 15.000 euros y los plazos para amortizar pueden ir de 6 meses hasta 8 años.

Hoy en día hay varias opciones para que los matrimonios jóvenes tengan financiamiento. Una de ellas son los créditos para gastos de maternidad como es el caso del CrediNacimiento de Caja Ávila, el cual sirve para comprar todo lo que necesite el bebé: Canastilla, cuna, bañera, ropa, entre otros. Además, brinda un anticipo de un máximo de 3.000 euros a 0% de interés, 6 meses para amortizar y sin ninguna comisión. Sin embargo, hay que domiciliar en la entidad la nómina y contratar un seguro.

Otra alternativa es el Anticipo de Ayuda por Maternidad de Caja España que otorga un máximo de 2.500 euros sin intereses ni comisiones siempre que la cuenta esté domiciliada en la entidad.

Sa Nostra tiene su Préstamo Excedencia Maternal donde lo máximo que prestan es 45.000 euros a pagar en 8 años, con interés fijo y bonificable dependiendo de que tan vinculado esté elcliente con esta entidad financiera.

Otra clase de créditos son los familiares como es el caso del Crédito Familiar del Banco Sabadell, el cual otorga un máximo de 60.000 euros para pagar en 8 años, tasa de interés media de un 10% y una comisión de apertura del 2%. Mientras que la Caja de Ahorros de la Inmaculada tiene su Préstamo Familiar con un máximo de 18.000 euros para cancelarlos en 6 años, con interés fijo y sin comisiones por concepto de amortización o cancelación anticipada.

Mientras que la Cuenta de Crédito Familiar de Ibercaja también puede servir para gastos familiares, sobre todo aquellos que surgen de manera imprevistas. La liquidez máxima es de 15.000 euros a pagar en un lapso no mayor de 5 años y se calcula en función del dinero que se haya gastado por el que se paga una cuota mensual determinada por el titular de la misma. Mientras se amortiza, el saldo disponible para hacer nuevos consumos aumentará, cualidad que la diferencia de un préstamo común.

En fín, el mercado ofrece una gama de productos que están diseñados para cualquier necesidad que tenga un matrimonio joven, y también para personas divorciadas y separadas.

Y si eres de las personas que ya ha solicitado un préstamo de este tipo, ¿Porqué no nos cuenta su experiencia? ¿Qué tan beneficioso fue para usted pedir esta clase de créditos? Y si no ha pedido préstamos de esta clase ¿Qué beneficios cree que pueda conseguir con estas financiaciones?. Anímese y participe con nosotros.