En algunas comunidades autónomas se han dado casos que las personas integrantes de los consejos de administración de las Cajas han solicitado todo tipo de préstamos, los cuales pueden ser para uso personal, hipotectas, tarjetas, avales, anticipos, entre otros, operaciones que involucran a 70 consejeros que en 672 operaciones solicitaron 375 millones de euros.

La mayoría del dinero desprendido de estas operaciones tuvieron como destino las arcas de tres empresarios: José María Arribas, Santos Llamas y Francisco Rubio, una suma que alcanza los 240 millones de euros para invertirlos en sus negocios. En las Cajas se está al tanto de la situación, manifestando que se encuentran al día con los pagos que deben recibir y que su negocio consiste en prestar dinero para que retorne con intereses, consiguiendo así un beneficio monetario.

La Caja que más dinero ha prestado es Duero, donde está presente Francisco Rubio, y que a sus consejeros les ha otorgado 200 millones de euros, siendo algunos de ellos su ex presidente, Julio Fermoso, la ex alcaldesa de Valladolid, Encarnación Redondo, el actual secretario regional de UGT, Agustín Prieto, entre otros.

Mientras que en Caja España, 16 de sus consejeros han solicitado dinero, sobresaliendo Santos Llamas quien recibió 72 millones de euros destinados a sus negocios.

Es solo una pequeña muestra de la enorme cantidad de operaciones a las que han tenido acceso estos altos ejecutivos, mientras que las Cajas se limitan a mencionar que las condiciones en las que se otorgó este capital son las mismas del mercado.