Ya que en los últimos meses los bancos y las cajas se han encargado de consolidar sus ofertas de créditos para la compra de coches mediante atractivas tasas de interés, es bueno que sepamos cuanto nos costará la financiación, sobre todo el monto de las mensualidades y de la cuota final. Además, hay que cerciorarse de los requisitos que nos exigen, en especial si nos obligan a domiciliar la nómina y contratar otros productos.

En este sentido, se pueden usar los simuladores de préstamos como herramienta para conocer las cifras definitivas de esta erogación monetaria que el interesado en solicitar un préstamo pretende hacer. Por eso, antes de pedir un préstamo se debe hacer una simulación del mismo para tener una idea del panorama a enfrentar si se concreta la obtención de este crédito.

Usar uno de estos simuladores es muy sencillo, ya que solo se debe ingresar el importe a solicitar, la tasa de interés y el plazo para pagarlo (tiempo de amortización), así como la suma de los intereses a pagar en este crédito.

Con estos simuladores se pueden hacer comparaciones entre los préstamos ofrecidos por las instituciones financieras, siempre y cuando sean de la misma categoría (personal, hipotecario, entre otros), ya que solo así usted podrá saber cuál es el que más le conviene o cual es la que más se ajusta a sus capacidades económicas.