Sinceradas las tarifas de notarios y registradores por cancelaciones hipotecarias

Sinceradas las tarifas de notarios y registradores por cancelaciones hipotecarias

Debido a que los notarios y registradores estuvieron cobrando dinero de más por legalizar la cancelación de hipotecas solicitadas por los clientes de las entidades bancarias, el gobierno español ha sincerado los aranceles que estos funcionarios deben percibir por este concepto.

Desde el año 2007, las tarifas establecidas para esta clase de trámites son hasta 55 euros para el notario y 24 para el registrador, a las que durante todo este tiempo hicieron caso omiso, acción que perjudicó a muchísimos clientes hasta que en septiembre pasado fue denunciado en la fiscalía por la Organización de Consumidores y Usuarios.

Esta institución pudo constatar que durante el año 2010 se produjeron poco más de 372.000 cancelaciones hipotecarias, en las que los notarios y registradores inflaron los costos de sus servicios, percibiendo más de 93 millones de euros de manera indebida. Mientras que en 2009, muchas personas se quejaron de esta situación en la Dirección General de Registros y del Notariado.

En fin, cuando una persona se dirija a una notaría a cancelar legalmente su hipoteca, tendrá que pagarle 30,05 euros al notario por el trámite, más 5 euros por cada folio que compone la escritura, que por lo general son 5 folios. No tendrá que cancelar más dinero si la escritura necesita de más folios. Mientras que al funcionario que labora en el despacho del Registro de la Propiedad, solo percibirá por su trabajo 24,04 euros ya que se ha pagado todo el capital de la hipoteca.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su funcionamiento. Si continuas usando nuestro sitio web aceptas nuestra Política de Cookies.   
Privacidad