Creditos Personales

Las particularidades de los créditos para el consumo

Uno de los productos que tiene una mayor oferta dentro del sector bancario son los créditos al consumo, con los que el cliente puede obtener una cantidad de dinero de manos de un banco o una caja, pero asumiendo el compromiso de pagar tanto el monto solicitado, así como la tasa de interés que sobre la financiación pedida exista.

Esta clase de créditos tienen como garantía a los bienes que para el momento posea el cliente, a diferencia de las hipotecas que exigen a la vivienda del interesado como garantía en caso que caiga en situación de impago.

Cuando una persona decida pedir un crédito para el consumo debe cerciorarse que en el contrato esté debidamente explicita la Tasa Anual Equivalente que tendrá la financiación, así como la frecuencia con la que el cliente debe amortizar el crédito.

Muchas veces, otro de los requisitos es que los bancos les pidan a los clientes que contraten otros productos que la institución financiera les ofrezca, los cuales pueden ser una póliza de seguros, una tarjeta de crédito y que además, domicilien su nómina en el banco donde pidan la financiación.

Por lo general, en esta clase de créditos no se cobra algún porcentaje por comisiones, para ayudar a incentivar el consumo en las personas que lo pidan.

Deja un comentario