Durante las fiestas de navidad, año nuevo y reyes, los gastos aumentan ya que a muchos les gusta dar regalos a sus familiares y amigos, así como las respectivas cenas en cada una de estas fechas. Sin embargo, según una investigación de mercado de la empresa Deloitte, las familias españolas podrían hacer para estos efectos y demás, consumos que promedian los 668 euros, lo cual con respecto al año 2010, significará en este renglón una disminución del 1%.

De estos 668 euros, 393 podrían destinarse a la adquisición de regalos, en especial juguetes, libros y perfumes. Pero estando en una crisis económica, no se puede tener una actitud consumista ya que no se sabe cuando se pueda necesitar ese dinero que se gaste demás. Asimismo, se recomienda a las familias no elevar el nivel de endeudamiento ya que puede comprometer a su economía doméstica.

Por ende, una alternativa para poder afrontar los gastos propios de esta época son los préstamos. Pero esta decisión puede ser muy costosa ya que dependiendo de la entidad financiera a la cual se recurra, los tipos de interés pueden situarse entre el 6 y el 11% a lo que se adiciona hasta un 3% por comisiones de apertura, estudio o amortización anticipada.

Entonces, el ahorro es lo que debe prevalecer en estas navidades y en caso de realizar gastos, estos deben ser los más prioritarios con el propósito de no tener la necesidad de solicitar un crédito.