Como una forma de acceder a fuentes de liquidez, la banca de España ha recurrido a las subastas de liquidez realizadas por el Banco Central Europeo, donde pudieron obtener una suma que se establece en un rango de 50.000 a 85.000 euros, representando un porcentaje que ronda entre el 10% al 17% de los 489.190 millones de euros que se ofertaron a 523 instituciones financieras que realizan sus operaciones comerciales en la Eurozona.

Este importe subastado vence a 3 años, con un interés del 1%. Entre los bancos españoles destaca el BBVA ya que solicitó entre 10.000 a 11.000 millones de euros, mientras que para el Sabadell serán 4.000 millones de euros.

El monto de esta subasta supera a la que se realizó el día 24 de junio de 2009, donde se ofrecieron a 1.121 entidades bancarias la suma de 442.240 millones de euros. Lo positivo en este sentido es que los bancos contarán con más recursos para poder afrontar sus compromisos económicos algo que es necesario mientras dure esta crisis económica de grandes proporciones que ha afectado a España.