Con el pasar del tiempo, los bancos y las cajas ponen condiciones más difíciles para los clientes que estén interesados en solicitar un crédito, una actitud cónsona con la actual situación del país y las hipotecas no son la excepción.

Una de ellas es la hipoteca joven de Caja Canarias, la cual ha decidido modificar el valor de tasación a financiar, pasando del 100% al 80%, por lo que aquel interesado en obtener un crédito hipotecario en esta entidad, tendrá que disponer el 20% restante del valor de la vivienda para acceder a la misma.

Además, su interés fijo inicial del 2,90% que antes estaba vigente durante el primer año de vigencia del crédito, ahora estará vigente por los primeros 6 meses.

Mientras que IberCaja ha subido en 0,25% el diferencial que complementa lo indicado por el Euribor, por lo que ahora es de un 2,00% más lo fijado por el Euribor. Con estas decisiones, el cliente tendrá que hacer una mayor inversión a largo plazo si desea conseguir una vivienda mediante una hipoteca.