Los bancos cada día hacen un mayor esfuerzo por conseguir liquidez para sus operaciones, escasez que obedece a la crisis económica existente. Sin embargo, ahora se les hará más difícil ya que el precio de las comisiones por los servicios que prestan se han incrementado.

Gracias a un informe realizado por el Banco de España, un cliente podría pagar en 2012 un promedio de 567,80 euros durante el 2012 al año por concepto de comisiones bancarias. Cuando hablamos de esto, abarcamos depósitos, préstamos de diversa índole, cuentas bancarias, tarjetas de débito y crédito, retiro de dinero en telecajeros, entre otros.

Se presume que el aumento alcanza el 264% con respecto al año anterior, lo que de manera notable encarece el costo de estos servicios al cliente, en momentos que además, suben el precio de los servicios básicos, así como el de los boletos del metro, menos los sueldos y salarios de los trabajadores, quienes cada día ven como se degrada su nivel de ingresos.