El Fondo Monetario Internacional podría comentar lo que ninguno de los españoles desea escuchar. Y es que sus proyecciones indicarían que la economía de España no crecerá ni en el año 2012 ni en el 2013, lo cual significa una recesión que afectará el progreso y desarrollo del país. De hecho en el presente año el PIB descenderá un 1,7% mientras que el que viene disminuirá en un 0,3%.

Con esto, el ente institucional que preside la francesa Christine Lagarde rectifica las cifras dadas el año pasado cuando anunció que España incrementaría su PIB en 1,1% para el 2012. Estos nuevos porcentajes negativos se podrían confirmar dentro de unos días (24 de enero) donde el Fondo Monetario Internacional definirá que tan negativo será el panorama venidero para España en lo económico. De ser asi, es algo que nada de extraño tendría ya que el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, había hablado sobre este posible anuncio del FMI en el Congreso ante representantes del Partido popular en la Comisión de Economía del Congreso.

Esta contracción de la economía española, incidirá en la reducción del tamaño del Producto Interno Bruto de la Eurozona que en este año podría contraerse en un 0,5%. Mientras que en el 2013 crecería pero tan solo en un 0,8%, cuando que antes se esperaba que su crecimiento fuera del 1,1%.

Si nos vamos a las economías de otros países de la zona euro, el PIB de Francia crecerá este año irrisoriamente (0,2%), mientras que en 2013 será del 1%. El caso de Alemania es que su PIB se incrementará en un 0,3% este año y el próximo en 1,5%.