Cualquier tarjeta de crédito genera una serie de comisiones que por supuesto, encarecen el costo de esta clase de créditos para el consumo, pero que el banco cobra para mantener la operatividad de este servicio, algo en lo que aplica a la cuota de renovación, con el propósito de mantener activa la tarjeta y que el cliente la pueda usar.

Un ejemplo de ello es la Tarjeta Visa Oro del Banco Espirito Santo, la cual tiene una cuota de renovación de 70 euros. Usa la red de cajeros servired para que el cliente pueda acceder a diversos servicios como el retiro de avances de efectivo hasta por 600 euros diarios. Otras comisiones en base al límite de crédito son: Retiro de efectivo en cajero automático, 3,00%, en cajero automático de Servired pero de otro banco, 4,00%, en otra red de cajeros, 5,00% y duplicado de tarjetas, 5,00%. Su TAE es del 0%.

Mientras que el Banco de Valencia tiene a su Visa Oro con una cuota de renovación de 90,15 euros y comisiones del 3,00% por retiro de efectivo en cajeros Servired de este banco, del 5,00% por hacerlo en otro banco que use Servired, 5,00% por sacar dinero en otra red de cajeros. Una ventaja que se debe destacar en esta tarjeta es que cuenta con una póliza de seguro contra robo, protección de compras, accidentes y asistencia en carreteras. Quizás por esto es que en comparación con la Visa Oro del Banco Espírito Santo, es que esta Visa Oro del Banco de Valencia es más cara.