Para el próximo 29 de febrero, el Banco Central Europeo subastará un billón de euros, en la cual se espera que los bancos soliciten más dinero que en la oportunidad anterior, según directivos de algunos bancos con sede en la zona euro. Por ende, la actitud de los bancos no reflejará timidez al respecto ya que estos son momentos en los que buscan liquidez para mantener sus operaciones.

Esta subasta tiene un vencimiento a 3 años y se presume que haya entidades financieras que están pensando hasta triplicar el monto de lo que aspiran solicitar en comparación a lo que han pedido en oportunidades anteriores, lo que comprendería hasta otro billón de euros al Banco Central Europeo si la situación del mercado no mejora de manera satisfactoria.

No tendría nada de extraño que esto suceda, ya que también ha informado de esta situación a sus clientes la empresa de banca de inversión Goldman Sachs. Todo esto obedece a la política implementada por el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, quien asumió la responsabilidad del cargo en diciembre pasado, la cual consiste en permitir a los bancos a que pidan los fondos que necesiten sin ningún tipo de límite, con una tasa de interés baja y un plazo de tres años para pagar.

Con este billón de euros se superará ampliamente la cifra de 489.190 millones de euros que como cifra record adjudicó el BCE el pasado 21 de diciembre, lo cual refleja que los bancos no tienen los fondos suficientes para asumir sus operaciones, no quedándole otra sino recurrir a esta opción para obtener fondos de manera rápida.