En 2011 se crearon 600 nuevas empresas gracias a proyectos de emprendedores. La falta de liquidez de los bancos lleva a que actualmente muchos de los nuevos no puedan sacar su idea adelante. La solución transcurre por crear créditos sin excesivas trabas administrativas y económicas.

Si eres emprendedor, tienes una idea, quieres pedir un crédito y tu banco no te lo concede hay una solución: castigar al banco con su cierre. Así de contundente se ha mostrado Pilar Andrade, presidenta de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Aragón (AJE) al recoger la insignia de honor que ha concedido la Facultad de Economía de la Universidad de Zaragoza.

En una gran mayoría de los casos, la falta de dinero y la necesidad de pedir créditos para llevar a cabo un proyecto van unidas y muchos emprendedores se muestran frustrados ante la no obtención de dichos créditos. “Queremos reclamar y demandar que no exista ningún banco abierto que no conceda préstamos a los emprendedores”, ha declarado Andrade.

El próximo mes de mayo, informa EFE, la Confederación de Jóvenes Empresarios de España rubricará un convenio con ENISA (Empresa Nacional de Innovación y dependiente del Ministerio de Industria) para llevar a cabo una línea de ayudas, con préstamos sin aval, para dichos emprendedores por un importe total de 20 millones de euros.

Esto permitirá llevar a cabo, solo en Aragón, hasta cuarenta nuevos proyectos empresariales. Y es que Andrade señaló que en 2011, estos jóvenes con nuevas ideas crearon 600 nuevas empresas con una ayuda media de 38.500 euros.