En una época donde la compra de vehículos desciende a mínimos históricos en España, son cada vez más las entidades que ofrecen créditos para incentivar el consumo de éstos y ayudar así a su adquisición por parte de sus clientes. Pero no solo con los coches, también lo hacen para la adquisición de carretillas, grúas u ordenadores, entre otros productos.

El Grupo Caja Rural, marca que engloba diferentes cooperativas de crédito autónomas españolas hasta un total de 73 y que cuenta con el apoyo de varias entidades participadas como la Asociación Española de Cajas Rurales, el Banco Cooperativo Español, y las sociedades Rural Servicios Informáticos y Seguros RGA, practica el Ruran Renting.

Se trata de una modalidad de arrendamiento de bienes muebles, a medio o largo plazo, por la que el arrendatario (cliente) se compromete al pago de una renta fija mensual, durante un plazo determinado, y el arrendador (Rural Renting) se compromete a ceder el uso del bien y a prestar una serie de servicios

Para ello, esta entidad ofrece las dos posibilidades de Renting según el tipo de activos. Por un lado está el Renting de vehículos y por otro el Renting de bienes de equipo (carretillas, grúas, ordenadores etc.). En este último, se ofrece al cliente o arrendatario el alquiler de un bien nuevo a cambio de una cuota fija mensual durante un plazo determinado. Gracias a este producto, uno puede aquellos bienes con un gran componente tecnológico y en continuo avance, permitiéndose mantener siempre al día el equipamiento que precise sin necesidad de comprarlo.

Sirve para financiar desde el ordenador más moderno, hasta sistemas de comunicaciones, o equipos médicos, carretillas elevadoras, máquinas de obras públicas, equipos de seguridad, copiadoras y, en general, todo tipo de maquinaría industrial y equipamientos para su empresas.

Gestionar tu coche y hacer que el cliente se desentienda
Y por otro lado el Renting de vehículos, que ofrece al cliente un servicio completo de gestión y administración para el uso del vehículo. Desde la compra del vehículo elegido por el cliente hasta el pago de los impuestos de circulación, pasando por los gastos totales de mantenimiento, posibles reparaciones, cambio de neumáticos, seguro a todo riesgo, asistencia en carretera.

El Renting permite liberar al cliente de obligaciones tales como la compra del vehículo, la financiación, el pago de los impuestos de circulación, cambio de neumáticos, el seguro a todo riesgo, entre otras. Solo deberá elegir el modelo de coche que necesita, la duración del contrato y el kilometraje según dicho contrato.

Además los vehículos que estén afectos a la actividad empresarial ó profesional pueden deducirse el IVA (soportado) con carácter general en un 50%, si se demuestra que están afectos a la actividad productiva en porcentaje superior al 50%, la deducción puede llegar al 100%, (compensar con el IVA repercutido).

Y es que este conglomerado de cajas pretende así impulsar la confianza de la sociedad en las Cajas Rurales y, en general, en el crédito cooperativo y divulgar la filosofía y los principios que configuran su cultura empresarial específica y exclusiva, promocionar las actividades de las Cajas Rurales del Grupo y coordinar su representación ante las Administraciones Públicas y ante otras Instituciones, fomentar el desarrollo de los principios de solidaridad y apoyo recíproco entre las Cajas Rurales Asociadas y promover la creación de nuevas empresas participadas, que colaboren al cumplimiento de fines comunes mediante la consecución de economías de escala y la mejora del servicio al socio o al cliente, entre otras.