Saltar al contenido

Capital para empezar una nueva etapa gracias a Caixa Catalunya

prestamo santander

Hay momentos en la vida que por circunstancias personales o profesionales, las personas deben empezar prácticamente desde cero. Quedarse sin trabajo es, para algunos, el momento idóneo para arriesgar y decidir llevar a cabo aquel negocio que siempre tuvo en mente.

Para otros, vivir una historia personal que llega a su fin, bien sea por separación o por viudedad, significa también un punto y a parte en sus vidas. En muchos de estos casos, la necesidad de dinero es más que patente: los gastos se acumulan y se necesitan créditos adaptados a sus necesidades.

Es por ello que la Caixa d’Estalvis de Catalunya, más conocida como Caixa Catalunya y con más de 1.100 oficinas abiertas a lo largo del territorio español más una en la localidad francesa de Perpiñán, ofrece la posibilidad de obtener créditos para empezar un nuevo ciclo en algún momento de nuestra vida.

Los Créditos Nueva Etapa financian los gastos que producen estas nuevas situaciones, también para aquellos jóvenes o no tan jóvenes que necesitan una “ayuda” para poder emanciparse. Se tratan de créditos de una cantidad de hasta 18.000 € destinados a que nadie se quede sin aquel alivio que tanto deseo y que seguro que le ayuda en un preciso momento.

Si Caixa Catalunya te concede el crédito una vez vistas si cumples las condiciones, podrás obtener en una sola vez la cantidad demandada. Aunque si el cliente lo desea esta se puede fraccionar hasta en un año. Sea cual sea el caso, se dispone de hasta 5 años para devolver el importe del crédito concedido.

¿Pero y si de los 10.000 € que me prestó Caixa Catalunya en dicho crédito solo he utilizado la mitad? El cliente no tendrá que pagar intereses por dinero que no ha usado y solo lo pagara por el que realmente haya utilizado. Además para fidelizar al cliente, el beneficiario de este crédito podrá tener un tipo de interés mucho más beneficioso para él si además tiene o contrata otros servicios de la entidad como por ejemplo domiciliar de nóminas y recibos, seguros de vida, etc…