Banco Malo ¿En que Consiste?

Banco Malo ¿En que Consiste?

Los grandes bancos españoles han propuesto participar en el llamado ‘banco malo’ aportando solo capital, y no activos inmobiliarios, con el argumento de que les generaría pérdidas y un problema de reputación conocidos como activos tóxicos.

Los activos tóxicos son el conjunto de bienes y capitales que lastran y generan pérdidas al sistema bancario. En España los constituyen, en su gran mayoría, los bienes inmuebles (pisos, solares, oficinas, etc.) que los bancos adquirieron. Estas propiedades han perdido mucho valor en el mercado y ya no son rentables. El problema es que, al no poder desprenderse de ellas, las entidades financieras no tienen liquidez y no pueden facilitar crédito a las empresas y familias.

Comprar los activos tóxicos de otras entidades para que puedan sanear sus cuentas y volver a facilitar crédito a las familias y empresas. Esta es la finalidad de un banco malo, una fórmula a la que el gobierno de Rajoy aplicará después de que otros países en crisis como Irlanda hayan obtenido buenos resultados. Su objetivo es ‘limpiar’ el maltrecho sistema financiero español, que se calcula puede arrastrar hasta 180.000 millones de euros de activos tóxicos fruto de la especulación inmobiliaria. Una de las primeras entidades en beneficiarse podría ser Bankia.

Fuentes de algunas de las entidades más fuertes han explicado que las conversaciones con el Gobierno se han intensificado en los últimos días, dado que la futura sociedad de gestión de activos inmobiliarios debe estar en funcionamiento en menos de dos meses.

Fuentes de algunas de las entidades más fuertes han explicado que las conversaciones con el Gobierno se han intensificado en los últimos días, dado que la futura sociedad de gestión de activos inmobiliarios debe estar en funcionamiento en menos de dos meses.

Existe además otro elemento de premura, como es la negativa que han mostrado los fondos internacionales a participar en el capital del ‘banco malo’, tal y como se ha confirmado en los últimos días.

Entre las entidades financieras internacionales a las que se ha contactado, y que han rechazado el ofrecimiento, se encuentran Fortress Investment Group, Cerberus Capital Management, así como fondos del grupo Goldman Sachs y Morgan Stanley.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su funcionamiento. Si continuas usando nuestro sitio web aceptas nuestra Política de Cookies.    Más información
Privacidad