El crédito personal es un préstamo en el cual se deben tener en cuenta varios valores a la hora de su solicitud. La más importante es conocer las tasas o el interés anual que se va a llevar a cabo durante el tiempo del contrato. El crédito personal es uno de los más caros del mercado. El número de plazos de devolución de este, depende del acuerdo entre persona física y entidad, pero en el periodo comprendido entre 1-6 años.

Para que el crédito personal sea aprobado se deben cumplir una serie de requisitos mínimos que la entidad contrastará antes de realizar el estudio. El primer requisito es que es importante que el solicitante este exento de deudas en la medida de lo posible, que tenga una base sólida de ingresos fijos (nóminas), que no se encuentre dentro de las listas de impagos por facturas pendientes y las propias de cada empresa en particular.

Las razones más comunes por las que pedir un crédito personal pueden variar desde solicitarlo para disfrutar de una vacaciones, realizar una reforma, solventar cualquier dificultad económica en la que se pueda encontrar, no habiendo llegado esta a ser impagada ya que de este modo, sería un impedimento en el consentimiento del crédito personal solicitado.

Las razones para pedirlas pueden ser diversas y depende del banco o la entidad financiera en particular evaluar la necesidad, solvencia y requisitos par aprobarlo o denegarlo. Existen diversas forman de adquirir estos créditos y diferentes entidades que los conceden, en internet encontramos una amplia gama de financieras con las que poder gestionar la solicitud, además de las entidades nacionales o provinciales que conocemos a gran escala. Se debe evaluar de antemano los beneficios o dificultades que nos pueden generar cada una de ellas y la que más nos convenga solicitar.