Con la llegada de la globalización, la banca y las empresas financieras han debido cambiar sus estrategias para la captación de más clientes. Así han surgido los nuevos servicios online para préstamos y productos crediticios, cuyas características no difieren demasiado de las que ofrecen las oficinas físicas de dichas instituciones. Sin embargo, no todo ha surgido de la noche a la mañana, en parte porque hace un par de años la red no contaba con el soporte que ahora profesa, al mismo tiempo no existe todavía la expansión de los dispositivos móviles ni las facilidades cibernéticas del día de hoy.

España posee en operación ocho entidades bancarias que trabajan casi exclusivamente por Internet. Dependientes en su mayoría de grupos financieros con respaldo físico y oficinas tradicionales. En el territorio nacional Banco Popular interactúa con sus usuarios con Oficinadirecta.com y bancopopular-e. Grupo Santander se presenta con Openbank. BBVA con Uno-e, Banco Sabadell trabaja con el servicio en línea de ActivoBank y Bankia con Bankialink. La Caixa tiene a Self Bank e ING Direct, con portales en Internet también poseen instalaciones físicas.

Préstamos hipotecarios

La gran parte de las empresas antes mencionadas tienen servicios de préstamos pero únicamente hipotecarios. Los personales han quedado relegados a un segundo plano pero igualmente importante. Aquí cotizan préstamos que oscilan entre intereses del 7% al 10% aunque pudiera ser en determinado momento que superase hasta los 12,00%. Todo dependiendo de la vinculación total con la entidad tratante. Es importante también observar que los préstamos personales requieren domiciliar la respectiva nómina y presentar recibos o como mínimo contratar alguna tarjeta con la entidad para que se pueda solicitar un crédito en condiciones monetarias más favorables.

Sin olvidarnos de las comisiones que pueden representar importantes incrementos que van desde la primera del 1,5% hasta el 2,00% o una segunda de 0.5% hasta el 1,00% e inclusive del 0,50%. Porcentajes que se presentan muy similares a los que se observan en los préstamos de consumo regulares. En la financiación y amortización si se marca una diferencia, en cuanto a las cantidades solicitadas que se visualizan inferiores a los de un préstamo personal en una oficina física. En estas últimas los montos pueden ascender hasta los 60,000 euros mientras los bancos online no superan los 40,000 partiendo de los 3,000. El tiempo para cancelar también se ve reducido de 10 años a los 8.

Tipos de préstamos

El grupo ING Direct cotiza el llamado Préstamo Naranja, amortizado a un interés fijo partiendo del 7,50%, previo a domiciliar la nómina y registrar ingresos mínimos mensuales. Este se puede solicitar con montos variables entre 3,000 euros hasta 40,000 con plazo de siete años y sin comisión alguna. Siendo contrario el caso del préstamo personal de Oficinadirecta.com arrancando desde el 8,00%. El monto máximo asciende hasta los 30,000 en un plazo de ocho años. Introduciendo una comisión de estudio del 0,5% y otra de apertura del crédito por 1,50%.

Openbank presenta un préstamo personal con interés nominal anual del 8,50% donde se pueden alcanzar hasta los 18,000 euros con plazo de amortización de cinco años. Debes presentar tres recibos de servicios básicos más nómina. Crédito Ya es la opción de Bankialink. Con este la financiación mayor es de 30,000 euros en ocho años e intereses del 11% por los primeros seis meses y Euribor +10.50% para el resto de tiempo. Además de una comisión de apertura del 1,50% con un mínimo de 120 euros.