¿De qué se trata la reunificación de deudas y cuánto se puede ahorrar al respecto?

La reunificación de deudas ✔️es un concepto financiero que suele aplicarse a una acción orientada hacia la agrupación de todas las deudas existentes en una sola.

De tal manera que una persona pueda canalizar cada uno de los compromisos de pago que tiene con una o varias entidades bancarias, para que de esta forma pueda llevar un mejor control de sus finanzas personales, y con lo que demás, también se puede ahorrar algo de dinero en el proceso.

Básicamente, la reunificación de deudas consiste en solicitar un nuevo préstamo con el que se puedan unificar todas las deudas contraídas anteriormente, esto con la finalidad de reagrupar los pagos e intereses correspondientes a las deudas contraídas, en una sola cuota de devolución.

El gran beneficio de este proceso consiste en que al agrupar tanto los pagos como los intereses de las distintas deudas, se consigue acordar un menor desembolso de dinero en los respectivos pagos mensuales, ventaja que se suma a la mayor flexibilidad que tiene el usuario para preocuparse de realizar un solo pago a fin de mes, y así evitar olvidos que puedan llevar a posibles fechas de vencimiento en distintos pagos.

En el sistema financiero de hoy en día, se pueden recurrir a diversas entidades bancarias que se encarguen de la reunificación de deudas, método que pueden llevar a cabo incluso aquellas personas que se hallan en ficheros de morosos como Asnef o Rai.

 

¿Quiénes son las personas más propensas a una reunificación de deudas?

Esta modalidad de pago corresponde principalmente para aquellos usuarios que han acumulado demasiadas deudas y necesitan flexibilizar los pagos y cuotas que realizan a final de mes.

Por ejemplo, en un caso práctico de la vida diaria,  un usuario puede encontrarse con una gran cantidad de pagos que realizar, tales como:

  • El pago de una hipoteca por la cantidad de 450 euros al mes.
  • 150 euros por la letra del coche
  • 150 euros correspondientes a los pagos fraccionados por compras realizadas con la tarjeta de crédito
  • Otros 300 euros por concepto de préstamos personales, para actividades como irse de vacaciones, así como minicréditos adquiridos para la realización de compras con alto valor económico.

La cuota final de todas estas deudas alcanza un total estimado de unos 1050 euros mensuales, cifra a la que además se pueden añadir una gran cantidad de gastos realizados por concepto de facturas mensuales basadas en gastos cotidianos como el pago de servicios, la colegiatura de los hijos, etc.

Por este motivo, gracias a la aplicación de una reunificación de deuda, de esos 1050 euros de gastos originales por diversos pagos, se puede acordar una cuota única por la cantidad  de 500 euros mensuales, con lo que al final se puede conseguir un ahorro de 550 euros al mes✔️, a diferencia de lo que sucede si se continúan pagando todas las deudas por separado.

En resumen

Una reunificación de deudas es una forma de pago que se puede solicitar de forma muy sencilla por internet, poniéndose en contacto con las entidades bancarias de este tipo de procesos.

Dependiendo del tipo de entidad, se solicitarán distintos tipos de requisitos, así como diversos beneficios, por lo que es muy importante investigar con antelación las entidades que más nos convienen en este sentido, porque de eso dependerá  la máxima cantidad de dinero que se pueda ahorrar con una reunificación de deuda.

4.7
03