Ley de segunda oportunidad ¡Conoce de que trata!

Para mediados del año 2015 en España se aprobó una ley que tiene como objetivo aligerar ciertas cargas financieras y la exoneración de deudas a personas que se encuentren envueltas en fuertes inconvenientes financieros, esta ley lleva el nombre de Ley de Segunda Oportunidad. Si deseas conocer más sobre este código continúa leyendo nuestro articulo.

¿Qué es la ley de segunda oportunidad?

Tan y como lo indica su nombre, es una segunda oportunidad que se le da a las personas físicas deudoras, dándole la oportunidad de auxiliar el pago de hasta el 100% de la deuda. Este código judicial tiene como objetivo fortalecer la protección del deudor insolvente, eso sí, no es un apoyo gratuito para solventar todo tipo de responsabilidad, ya que para la misma existen ciertos requisitos y garantías que tienen que cumplirse para poder recibir este tipo de ayuda.

ley de segunda oportunidad

¿Cuáles son los requisitos que tiene que cumplir una persona para poder gozar de la ley de segunda oportunidad?

Cualquier autónomo o particular puede ser amparado por la Ley de Segunda Oportunidad siempre y cuando cumpla con los siguientes requisitos:

Atestiguar que no tiene la capacidad de hacerle frente a la obligación

Hay que demostrar que se le ha pagado todo lo que se ha podido a los deudores. En resumen, la persona que tiene la responsabilidad no puede tener a su disposición ni dinero ni activos para poder hacerse cargo de la deuda.

Indicar que siempre se ha estado actuando de  buena fe

Este aspecto tiende a ser normalmente muy polémico gracias a que da lugar a dobles interpretaciones. Sin embargo, se considera que la persona que no puede hacerle frente a la obligación ha obrado con buena fe cuando:

  • Ha intentado llegar a algún tipo de acuerdo con el ente acreedor de la obligación antes de que se haya llegado a un pacto.
  • No se ha visto involucrado con algún tipo de acción voluntaria para así poder gozar de la Ley de Segunda Oportunidad. Esto se puede verificar a medida que va pasando el tiempo de pago.
  • Nunca se ha refugiado con esta ley.
  • No se ha visto involucrado con delitos de aspecto económico de ningún tipo.
  • No ha rechazado ningún tipo de trabajo que pueda ayudarle a solventar su inconveniente económico.

En conclusión, la persona (autónomo o particular) que cumpla con estos requisitos y se vea en la necesidad de refugiarse en la Ley de Segunda Oportunidad debería principalmente tratar de llegar a un acuerdo con el acreedor.

Solo si la negociación entre el prestamista y el deudor no llega a concretarse, se tiene que recurrir a esta drástica medida. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el proceso es bastante lento y puede llegar a valer mucho dinero, gracias a que es obligatoria hacerse de los servicios de un abogado.

¿Qué deudas pueden ser canceladas con la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad permite al deudor cancelar la obligación pendiente tras la ejecución de un inmueble y una subasta. Las obligaciones que no pueden ser canceladas con aquellas que se contraen con la Agencia Tributaria o con la Seguridad Social.

Caso especial con las hipotecas

Seguramente te has preguntado si ¿existe alguna posibilidad de aplicar la Ley de Segunda oportunidad en las hipotecas? Pues bien, la respuesta a esta pregunta la conocerás a continuación.

Según la ley, señala que están fuera de gozo todas aquellas deudas que estén garantizadas por hipoteca y prenda. Sin embargo, tienes que saber que si se puede llegar a liberar la cantidad que queda por pagar de la hipoteca luego de que te hayan embargado la vivienda.

Te vamos a mostrar un ejemplo para que lo puedas entender de mejor forma:

Si llegas a contratar una hipoteca de 200.000 euros:

  • No puedes refugiarte en la Ley de Segunda Oportunidad para no cancelar la hipoteca y hacerte de la vivienda.
  • Pero, si tu vivienda llega a ser embargada, y el banco la subasta y obtiene 150.000 euros. Aunque queda un monto de 50.000 euros que el banco no ha recuperado. Con respecto a estos 50.000 euros restantes, si se puede liberar la deuda gracias a este código legislativo.

Por leer este post te recomendamos: Préstamos personales de la Caixa sin aval