Saltar al contenido

¿Qué es el flujo de caja y cómo calcularlo?

cómo calcular el flujo de caja

El flujo de caja es lo que le indica que la salud económica de un negocio esta bien, siendo la matriz de la institución. Si quieres descubrir todo acerca de los distintos flujos de caja y cómo calcularlos, en este articulo encontraras lo que necesitas.

Flujos de caja

En todas las empresas tanto grandes como pequeñas debe existir la contabilidad financiera. En este sentido el flujo de caja es la matriz de la empresa, pues es quien brinda la información sobre los ingresos y gastos. permitiendo establecer la solvencia y liquidez de la institución.

Los flujos de caja, son lo que permite saber tanto los ingresos como las salidas en un periodo de tiempo específico. Su importancia radica en el control efectivo de esta función. Pues, permite evaluar la capacidad que tiene la empresa para generar ingresos. Además, dictaminar las estrategias en función de los gastos y la actividad productiva.

Tipos de flujo de caja

Existen tres tipos de flujo de caja. Cada uno constituye una función específica de la empresa:

  • Operativo; es la cantidad de bienes efectivos que entran y salen del establecimiento.
  • Inversión; es la cantidad de dinero gastada en inversiones para la empresa. Generalmente, son productos financieros que se convierten en liquidez o bien la compra de inmuebles necesarios.
  • Financiero; son los movimientos en efectivo de las inversiones financieras. Directamente relacionado con la actividad de la empresa. Pueden ser el pago de créditos o el efectivo que se recibe, por la emisión de acciones.

¿Cómo calcular el flujo de caja?

Específicamente el flujo de caja se refiere al efectivo que sale y entra de la empresa. Para hacer su cálculo se requiere la fórmula; Beneficios netos + Amortizaciones + Provisiones + Cuentas por pagar – Cuentas por cobrar.

Con ella se obtiene el estado de flujo positivo, lo que automáticamente indica que los ingresos han sido mayores que los gastos. En el caso contrario, es decir negativo; significa pérdida pues sus gastos son mayores que los ingresos.

En síntesis, todo empresario debe tener claro que el flujo de caja es lo que dictamina la pérdida o la ganancia de los ingresos invertidos. Que de ninguna manera, pueden ser dejados de lado cuando se maneja un negocio. Si tienes dudas, consulta con tu director administrativo o financiero.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su funcionamiento. Si continuas usando nuestro sitio web aceptas nuestra Política de Cookies.    Más información
Privacidad